Viruela del mono: ¿Qué es y cómo prevenir el contagio?

El pasado 19 de mayo, el Ministerio de Salud emitió una alerta sanitaria por la enfermedad de viruela del mono o  “monkeypox”, con esta acción el ministerio busca que el sistema de salud se prepare ante un posible reporte de contagio. Frente a ese contexto sanitario, la Facultad de Medicina San Fernando se aúna a las acciones para promover y prevenir el contagio del “monkeypox”, mediante la difusión de información sobre esta enfermedad y sobre sus formas de contagio. A continuación, el Dr. Sergio Recuenco Cabrera, docente del Departamento Académico de Medicina Preventiva y Salud Pública, nos explica acerca de la enfermedad y nos ofrece recomendaciones para enfrentar esta alerta sanitaria.

¿Qué es la viruela del mono (monkeypox)?

El “monkeypox” o virus de la viruela de simios es producido por un virus del genus OrthoPox, el que incluye varias especies de virus importantes como el virus vaccinia de la viruela de las vacas —que permitió el desarrollo del concepto de las vacunas mediante la observación de que algunas mujeres que ordeñaban las vacas no se enfermaban de viruela humana— la viruela humana, la cual se ha erradicado, y la viruela del mono, la que es endémica en África y, desde los años sesenta, se conocen casos por este virus en animales en esa región.

¿Cómo se transmite la viruela del mono?

 El virus que se transmite de manera natural de animal a persona, la transmisión de persona a persona también es posible, pero no es lo usual. Actualmente, no representa un problema serio de salud, ya que no tenemos casos en el país. Si tuviéramos casos, serían casos importados, pero esta es una enfermedad que no es de fácil transmisión como el COVID-19, donde el virus viaja a cierta distancia. En cambio, para el contagio de este virus se requiere un contacto directo, bastante cercano y por un tiempo prolongado. Por lo que el “monkeypox” no representa un problema grave de salud.

¿Cuáles son sus síntomas?

 Los síntomas son parecidos a los de un resfriado: hay malestar, fatiga, un poco de tos, congestión nasal; a medida que pasan los días se va mejorando y, en unos pocos días, aparecen unas erupciones. En ese momento, esa persona es contagiosa a través de la secreción nasal, pero también mediante las pústulas que salen cuatro o cinco días después de los síntomas similares al resfriado. La erupción es muy parecida a la varicela, el contacto con estas lesiones puede generar una transmisión. 

Como cualquier enfermedad infecciosa, la población debe tener la capacidad de reconocer cuando tiene algún síntoma. Es importante reconocer los lugares en los que está diseminada. En la actualidad, está en las zonas europeas o de África, en donde hay una epidemia en Nigeria y los países que la rodean, y sigue siendo endémica en la República del Congo. Entonces, si alguien ha estado en contacto con animales o personas de esas zonas, puede estar atento a los síntomas, reportarlos y de ser necesario aislarse. No necesitamos mayores medidas que las que ya conocemos, por ejemplo, el uso de mascarillas en lugares con aglomeración de personas.

¿Qué medidas se están implementando ante la viruela del mono (monkeypox) en nuestro país?

 En este momento, lo que ha hecho el Ministerio de Salud peruano es emitir una alerta, lo que implica que los servicios de identificación de patógenos puedan tener esa capacidad. Por lo demás, no se requieren ahora medidas de protección en instituciones, más allá de ofrecer información y de estar atentos en caso de que se presenten síntomas. Tengamos en cuenta que las medidas generales para cualquier infección son las mismas. Hay que tener en claro que la contagiosidad es limitada y no se requieren medidas especiales en el Perú. Existe un caso sospechoso en Argentina que se está siendo investigado para su confirmación por laboratorio.

¿Qué nos puede recomendar para enfrentar esta alerta sanitaria por el “monkeypox”?

 El “monkeypox” es una enfermedad zoonótica que circula en animales, lo que nos hace recordar que no debemos estar en contacto con animales silvestres, tener una mascota así pone en riesgo nuestra salud. Estas enfermedades, después de la pandemia, generan mucho temor. Por eso, hay que aprender a informarnos bien. Los virus que estamos viendo que circular por esta parte (Latinoamérica), como en el caso de Europa no son de alta letalidad, lo que significa que no debemos preocuparnos, pero sí mantengámonos informados, no hay que alarmarse ni contribuir con noticias falsas que hacen deteriorar la confianza en las medidas de salud y generan una distracción innecesaria. Estemos alertas e informados.

 

 

wpChatIcon