Estudiantes sanfernandinas comparten su experiencia como integrantes del Coro de San Fernando

Las estudiantes sanfernandinas, Carolina Casas Hinojosa de Enfermería y Dania Cubas Guzmán de Medicina Humana, nos comparten sus experiencias como integrantes del Coro de San Fernando y cómo esta actividad artística les ayuda a su desarrollo personal, favoreciendo su formación integral.

“Ingresé a la facultad a finales del 2015, en ocasiones saliendo de un curso escuchaba voces cantando, en una de esas veces me acerqué al Coro de San Fernando, pregunté por los requisitos para participar en él, me dijeron que solo necesitaba ponerle ganas, y me animé a pertenecer al coro. Encontré a chicos de la facultad y también de la universidad”, nos comenta Dania de Medicina Humana. Asimismo, Carolina ingresó al Coro de San Fernando el año 2018, por la convocatoria que realizaron por su fanpage. “Me uní por mi gusto por la música y creo que el coro me permite desarrollar esa parte artística y puedo ir bien en mis clases, pertenecer al coro es parte de mi identidad como sanfernandina.”

“La vida de un estudiante de ciencias de la salud implica mucho esfuerzo académico, lo que nos puede ofuscar. Por eso, busco actividades extracurriculares que me enriquezcan como persona, aunque no sean académicas. Creo que eso lo he conseguido con el coro”, señala Dania. Por su parte, Carolina comenta, “el coro es un espacio para desarrollar el otro hemisferio, me ayuda muchísimo para desestresarme y motivarme para hacer otras actividades porque me ayuda a organizar mejor mis tiempos”. Ambas estudiantes destacan los beneficios de participar en el coro para contrarrestar el estrés académico.

En julio pasado, el Coro de San Fernando presentó el Recital de Arias Antiguas con motivo del Bicentenario de nuestra Independencia, las estudiantes Dania y Carolina señalaron que la preparación les tomó varios meses, dos meses de estricta preparación vocal y uno dedicado a la organización, tres meses en total, y que ensayaron con la orientación del director del coro, Miguel Fonseca, ex integrante del coro y cantante, quien dio las clases de técnica vocal.

La organización de este recital estuvo a cargo de Carolina Casas, estudiante de Enfermería, Milagros León, también de Enfermería y de Nancy Mclin y Dania Cubas, ambas estudiantes de Medicina.

“Me llena de mucho orgullo ver el esfuerzo de los chicos del coro, me recuerdan a mí misma. Al ingresar a la universidad era muy introvertida, pero he ido ganando habilidades con mi participación en el coro. Nuestro recital es una satisfacción y también es un logro personal para nosotros”, manifiesta Dania. “Estoy bastante satisfecha con los resultados, incluso pudimos tener la presencia de nuestras autoridades y eso ha sido muy motivador”, complementa Carolina respecto a la presentación del coro para el Bicentenario de la Independencia.

“Antes de la pandemia nos reunimos en nuestro local para ensayar los sopranos, altos, tenores y bajos. La sensación más bonita que podíamos tener es escuchar la armonía que realizaban las cuatro voces, esa experiencia se ha visto limitada por la pandemia. Pero buscamos la forma de sacar nuestros proyectos de forma virtual. Elaboramos pistas en un formato musical con meet, para que cuando cuadremos todas las voces salga un buen producto”, nos comenta la estudiante de medicina.

Igualmente, Carolina señala que fue un reto bastante grande poder continuar con el Coro de San Fernando después de la pandemia. “Ahora, tratamos de conseguir un horario que se ajuste a todas las voces, tenemos integrantes de la facultad y también externos, tenemos una integrante de Ecuador y chicos de la selva. Necesitas mucha disciplina para hacer las dos cosas que nos gustan, con excelencia”.

“Como dicen, “el médico que solo sabe de medicina ni de medicina sabe”, tenemos que buscar una educación integral tanto el lado académico como en el desarrollo de habilidades blandas, es algo que no vamos a obtener leyendo un libro. Exige tener contacto con las emociones y las personas, hay que perder el miedo de que si te unes a un elenco perderás el tiempo. Yo siempre me he mantenido en el décimo de mi promoción y nunca he bajado mis calificaciones, es cuestión de organizarse y priorizar qué es lo más importante para uno”, resalta Dania.

“El Coro de San Fernando es una segunda familia, he encontrado personas muy valiosas que me han ayudado a seguir adelante. El coro me ofrece un apoyo emocional bastante fuerte y me enriquece como persona”, manifiesta con emoción Dania.

“Me encantaría que el Coro de San Fernando tenga más estudiantes de la facultad, la continuidad del coro se da por la coordinación, la cual está integrada por los estudiantes sanfernandinos. No necesitas ser un profesional, el coro tiene las puertas abiertas, puedes llevar lo académico y lo artístico de la mano, vas a hacer lo que te gusta, que es el canto”, finaliza Carolina.

En este año, nuestro coro participó en cuatro recitales nacionales e internacionales, entre ellos el recital “Muchas voces, un solo Perú” del Gran Teatro Nacional. Ahora, el Coro de San Fernando está preparando un recital para fin de año, posiblemente, un recital navideño, con piezas para solistas y también un repertorio más variado.

wpChatIcon