Director del Instituto de Ética en Salud recibe reconocimiento del Gobierno del Perú por su labor en el comité consultivo del proceso de la vacunación 2021

El Dr. Juan Francisco Rivera Feijoo, director del Instituto de Ética en Salud, recibió el pasado 26 julio un reconocimiento por parte del Gobierno Peruano por su destacado servicio integrando el comité consultivo del proceso de la vacunación 2021, de manos del entonces presidente, Francisco Sagasti.  El acto contó con la participación del ex ministro de Salud, Óscar Ugarte. Cabe subrayar la importante labor del comité consultivo, la cual ha permitido que más de 8 millones de peruanos estén vacunados.

Nuestro destacado docente sanfernandino, Dr. Juan Francisco Rivera Feijoo ingresó a la carrera docente en San Fernando el año 1982, al año siguiente publicó un estudio caracterológico de César Vallejo, “César Vallejo mito, religión y destino”, aclamado por la crítica del diario El Comercio como uno de los mejores libros publicados en el Perú, en ese año. Asimismo, realizó entrenamientos en psicoterapia y trabajó en la especialidad de psiquiatría en el Seguro Social. En el año 2017, dejó el trabajo en los hospitales para dedicarse exclusivamente a la docencia.

Es así que, en el año 2021, el Ministerio de Salud conformó un equipo consultivo de alto nivel para proponer actividades basadas en la ética en el proceso de la vacunación,  liderado por la  MC Virginia Garaycochea, pediatra del Instituto Nacional del Niño, presidenta de este equipo técnico; el cual convocó al Dr. Juan Francisco Rivera Feijoo, nuestro docente sanfernandino y director del Instituto de Ética en Salud, junto a Jorge Bracamonte, secretario ejecutivo;  la MC Gabriela Minaya, especialista en enfermedades infecciosas; el Dr. Benigno Peceros, psicólogo;  el MC Tutaya Lalislao, Hospital Emergencias pediátricas; y el padre Edwin Vásquez, doctor en Teología, doctor en Ética y Bioética.

“Nuestro país tiene muchas diferencias en poblaciones, en número de pobladores en cada ciudad, de lenguas y a nivel económico, también. Por lo que se necesitaba un sustento del programa de vacunación que se iba aplicar, lo que le daría más orden y generaría mayor confianza a la población que se estaba vacunando. Ese sustento se elaboró de acuerdo a normas universales y aplicables en cualquier parte del mundo”, manifiesta el Dr. Rivera.

Todos los miembro del equipo elaboraron un total de 21 informes técnicos para orientar el proceso de vacunación, solo algunos informes eran para rechazar algunas medidas que no estaban alineadas a los principios éticos, la mayoría eran para hacer propuestas respecto a quién se debe vacunar de acuerdo a su edad y/o comorbilidades, riesgos de exposición, riesgo de transmisión y riesgo socioeconómico. “Para elaborar los informes nos guiamos por principios éticos: la dignidad de la persona humana, igualdad, justicia y equidad”, señala el Dr. Rivera.

El experto psiquiatra manifiesta que las variantes del COVID-19 se generan por los cambios en el genoma del virus, por lo que recomienda acelerar la vacunación para que los cambios sean mínimos y se garantice mayor protección mediante la inmunización.

El Dr. Rivera tiene formación en bioética de la Escuela de Madrid, con ese conocimiento y experiencia, manifiesta que “desde el lado de la ética tenemos que priorizar sobre la autonomía, el bien común, que tiene preponderancia sobre la libertad individual. Un problema que observamos como comité consultivo era la vuelta al colegio lo antes posible, había que vacunar a los maestros, creo que se ha logrado vacunar a la mayoría de ellos y, por esa necesidad, esperamos que los jóvenes puedan ser vacunados en 2 o 3 meses, y los menores de 12 años, antes de fin de año, para que inicien con las clases en lugares con adecuada ventilación. Si se baja la velocidad adquirida de vacunación en las 6 semanas siguientes, es posible que las personas no vacunadas enfermen con cepas más graves.”

Además, el Dr. Rivera destaca que se consiguió vacunar a los internos de las cinco escuelas profesionales y complementa: “La persona vacunada queda con el sistema inmunológico fortalecido por la respuesta inmunológica, de todas formas hay que cuidarse, pero sí podemos decir que los vacunados estamos protegidos” afirma.

Respecto al reconocimiento recibido por el Gobierno del Perú, en un acto presidido por Francisco Rafael Sagasti, en ese entonces presidente de la república, en Palacio de Gobierno, el Dr. Rivera señala con júbilo: “Nos otorgaron una pieza del Señor de Sipán lindísima, es un premio al esfuerzo realizado, a nuestro trabajo esforzado y grato. Hemos asumido la responsabilidad de representar a la facultad, lo hemos tomado como un gran reto y hemos querido dejar a nuestra facultad y universidad en un nivel muy alto de reconocimiento del trabajo profesional muy sensibilizado al desarrollo humano.”

Ahora, después de su condecoración, el Dr. Rivera planea, junto al equipo consultivo, seguir reuniéndose para reportar sus aportes sobre el proceso de vacunación y documentar el proceso para futuras pandemias. “Vamos a salir de esta epidemia y vamos a escribir las recomendaciones surgidas de esta para que en años posteriores pueda servir de experiencia y no partir de cero.”

Desde el Instituto de Ética en Salud, el Dr. Rivera sigue impulsando el programa de mentoría para que los estudiantes puedan rendir mejor en sus estudios a través de la orientación y acompañamiento de un tutor. Además, el Dr. Rivera destaca que el instituto tiene actividades mensuales, conferencias sobre el rigor metodológico del pensamiento y toma de decisiones, informa que próximamente habrá una conferencia sobre bioética y pediatría. Cabe señalar que el Instituto de Ética en Salud publica, cada  tres meses, un boletín.

El Dr. Juan Francisco Rivera subrayó que los estudiantes de medicina sanfernandinos tienen una buena visión de la salud de la población y tienen una buena predisposición para el aprendizaje. Complementa, “si un estudiante tiene una preocupación hablaba con sus compañeros, antes de la pandemia, y entre ellos se daban buenos consejos y orientación, ahora, por chat lo pueden hacer y, con el programa de mentoría, pueden solicitar un mentor, o través de correo del instituto  pueden pedir una ayuda terapéutica y se la vamos a dar.”

wpChatIcon