Departamento Académico de Pediatría

(0 comentario)
Gratis
dep-pediatria
Gratis

Nota Breve sobre la Historia de la Cátedra de Pediatría

La Cátedra de Pediatría de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos fue constituida en 1896, 40 años después de la fundación de la Facultad de Medicina de San Fernando. El primer profesor de la Cátedra fue uno de los principales impulsores de su creación, el Dr. Francisco Almenara Butler, quien, en colaboración con el Dr. Rómulo Eyzaguirre, la dirigió hasta 1919.

La pediatría se enseñaba entonces teniendo como campo clínico 10 camas de la Sala San José del antiguo Hospital Santa Ana, en la Plaza Italia. Allí se atendían lactantes, quienes generalmente solían quedar hospitalizados en compañía de sus madres. Los escolares y adolescentes eran atendidos por médicos de adultos en algunas camas de los hospitales generales.

En 1920 se hace cargo de la Cátedra el Dr. Enrique León García Pitot, quien fue incorporado como profesor de la universidad, en la efervescencia del movimiento por la Reforma Universitaria de 1919.

El Dr. Enrique León García Pitot inició su labor docente en la misma sala San José del antiguo Hospital Santa Ana. En 1924, al fundarse el Hospital Arzobispo Loayza, la Cátedra de Pediatría empezó a funcionar en el Pabellón 4 del nosocomio recién inaugurado, disponiéndose ya de mejores equipos, de mayor número de personal de enfermería y de un consultorio externo anexo.

En noviembre de 1929 fue inaugurado el Hospital del Niño; y si bien desde ese momento se establecieron vínculos con la Cátedra de Pediatría, no fue sino hasta 1937 cuando por gestiones de la Facultad de Medicina ante el Ministerio de Salud, y durante la dirección del Dr. Gerardo Alarco, se cede el Pabellón Nro. 1 del Hospital para la docencia de la Cátedra de Pediatría de la Facultad de Medicina.

Puede decirse que la Cátedra de Pediatría de la Facultad de Medicina de San Fernando ha tenido hasta la actualidad tres grandes períodos: Desde sus inicios en 1896 a 1936, cuando el curso, a cargo de muy pocos profesores, se realizaba en la Sala San José del Hospital Santa Ana, y luego en el Pabellón Nro 4 del Hospital Loayza, con énfasis en los aspectos nutricionales e higiénicos.

Posteriormente, de 1937 a 1960, durante su etapa de afirmación y crecimiento, la enseñanza teórico-práctica se realizaba en el Hospital del Niño, con el cual se establece una relación armónica y de mutuo beneficio. En el referido período se incorporaron progresivamente más profesores, se abren nuevas y diferentes sedes docentes, se dispone la enseñanza del curso en secciones y se enfocan las enfermedades del niño, basándose en aspectos fisiológicos y patogénicos propios de la edad infantil.

Finalmente, del año 1961 hasta la actualidad, que correspondería al de su desarrollo y modernización, se caracterizó por ser un período contradictorio y difícil, determinado en sus inicios por la crisis que sobrevino a raíz de la lucha de docentes y alumnos en defensa de la participación estudiantil en el Gobierno de la Facultad. Y, por otro lado, por la complejidad de los escenarios políticos y sociales del país, cargados de tensiones y conflictos, que en las últimas décadas repercutió negativamente en la vida universitaria.

En este período, la enseñanza, sin dejar de atender los aspectos nutricionales e infecciosos de la niñez, empieza a sustentarse progresivamente en la comprensión de los mecanismos celulares y moleculares de la salud y la enfermedad, se amplía el conocimiento de la neonatología y se proyecta el aprendizaje de los problemas de la infancia en la comunidad.

Es posible que estemos ante un nuevo momento en la vida de la Cátedra de Pediatría, y de la enseñanza de la misma como medicina integral del niño. Actualmente, existen nuevos desafíos respecto a la atención y cuidado de la salud del niño, y nuevos retos en la formación de quienes atenderán la salud de las personas. Por ello, los egresados de la Facultad de Medicina de San Fernando deberán dominar conocimientos y destrezas básicas para ejercer la medicina, pero ante todo deberán ser personas con sensibilidad especial para aliviar el sufrimiento humano, y también para actuar positivamente en la modificación de las condiciones que lo generan y lo perpetúan. Deberán tener una visión crítica y constructiva del mundo en que vivimos, y asimismo, poseer una sólida formación ética y humanista, cualidades que deberán poner al servicio del desarrollo humano y de la colectividad.

Aportes del Dr. Gamaniel Raúl Guevara Chacabana.

Médico Pediatra, Profesor Principal de la Facultad de Medicina.

 

Funciones

  1. Utilizar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), a través de las plataformas y herramientas a su disposición, con el objeto de brindar servicios e información de calidad y oportuna.
  2. Proponer al Comité del Departamento la carga lectiva y no lectiva de los docentes ordinarios y contratados del Departamento a su cargo, para que sea presentado para su aprobación por el Consejo de Facultad.
  3. Proponer al Comité del Departamento Académico, los docentes responsables de las asignaturas, de acuerdo con el perfil académico solicitado por el Director de la Escuela de Estudios Generales, la Escuela Profesional y/o la Unidad de Posgrado.
  4. Proponer al Comité del Departamento Académico el plan de capacitación, promoción, ratificación, goce del año sabático, vacaciones, licencias de los docentes del departamento en coordinación con las instancias respectivas.
  5. Solicitar los informes del cumplimiento de la labor de sus docentes a la Escuela de Estudios Generales, Escuela Profesional, Unidad de Investigación, la Unidad de Posgrado, el CERSEU y otras instancias, con la finalidad de supervisar y evaluar las actividades consignadas en el plan de trabajo docente.
  6. Proponer al Comité del Departamento Académico la creación de plazas de docentes para el nombramiento de docentes y la creación de plazas para la contratación de jefes de práctica y ayudantes de cátedra o laboratorio.
  7. Designar a los responsables de los jefes de Sección
  8. Supervisar la elaboración de los sílabos de las asignaturas elaboradas por los responsables, de acuerdo a las sumillas presentadas por la Escuela Profesional.
  9. Controlar el cumplimiento de las actividades lectivas y no lectivas de los docentes, declaradas en la carga académica.
  10. Coordinar, supervisar y evaluar la asistencia, puntualidad y permanencia del personal a su cargo.
  11. Organizar, dirigir, supervisar y evaluar la administración de los recursos humanos, recursos materiales y recursos financieros de la Facultad.
  12. Velar por la buena administración y conservación de los bienes, muebles e inmuebles de la Facultad.
  13. Velar por la implementación de programas de capacitación y perfeccionamiento del personal administrativo y de servicio.
  14. Otras funciones que le asigne el Decano de la Facultad.
  15. Estimular a través de incentivos la capacitación del docente en todas las áreas.
  16. Promover la capacitación.

Características del curso

  • Conferencias 5
  • Cuestionarios 0
  • Duración Acceso de por vida
  • Nivel de habilidad Todos los niveles
  • Idioma Inglés
  • Estudiantes 0
  • Evaluaciones Si
wpChatIcon