Primera médico cirujana peruana es egresada de nuestra Facultad de Medicina Featured

18 October 2018, 12:00 am
Published in Destacados
Read 133 times Last modified on Thursday, 18 October 2018 18:46

La comunidad sanfernandina hace un reconocimiento especial a Laura Esther Rodríguez Dulanto, la primera médico cirujana peruana egresada de nuestra Facultad de Medicina, porque con su experiencia como estudiante y profesional motivó a otras mujeres a iniciarse en el mundo de la medicina humana.

Asimismo, acaba de ser homenajeada por Google, quien decidió crearle un doodle a esta mujer que ingresar a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y que motivó a otras mujeres a seguir sus pasos en el mundo de la medicina humana.

Laura Rodríguez, nació el 18 de octubre de 1872 en Supe, otrora Chancay, hija de Marcelo Rodríguez y de Cristina Dulanto. Finalizados sus estudios básicos, se trasladó con sus padres a Lima. En mayo de 1892 se convirtió en la primera mujer en el Perú que lograba ingresar en la Decana de América en la Facultad de Medicina. Allí estudió con un hermano suyo.

En 1899 obtuvo el título de Bachiller en Medicina con la tesis "El empleo del ictiol en las inflamaciones pelvianas". Dos años más tarde, el 16 de septiembre, Laura Rodríguez Dulanto se convertiría en la primera mujer títulada en Medicina en el Perú​ al jurar como Médico Cirujano, lo que le valió el reconocimiento ante sus compañeros de estudios y homenajes en la casona de San Marcos.

Laura se especializó en el ejercicio de la ginecología. Aquí publicaría numerosos trabajos, entre ellos los titulados Enorme quiste ovárico y Fibromioma uterino. A la par, enseñó y ejerció su oficio en la Escuela Normal de Mujeres, el Liceo Fanning,​ los Conventos de la Concepción y de las Nazarenas.

Ante el recrudecimiento del conflicto limítrofe entre Perú y Ecuador en 1910 fundó la Unión Patriótica de Señoras y, en una muestra de patriotismo, donó un equipo de cirugía para la puesta en marcha del Hospital Militar. No solo eso, sino que investigó sobre la tuberculosis, presentando una ponencia en el VI Congreso Médico Panamericano realizado en 1913.

Falleció en Lima el 6 de julio de 1919 después de una prolongada enfermedad. Fue enterrada en el cementerio Presbítero Maestro de Lima. Fue, sin duda, un ejemplo de una mujer vencedora de todas las adversidades derivadas de las barreras socioculturales de su época, que entregó su alma, amor y sensibilidad femenina a su vocación por la Medicina, tal y como figura en su lápida. Merecido homenaje.

Fuente: La República

Rate this item
(1 Vote)